ASOCOLPAT

Asociación Colombiana de Patología

Misión:

La Asociación Colombiana de Patología (ASOCOLPAT) es una entidad sin ánimo de lucro, que propende por el fortalecimiento académico, científico y gremial de sus asociados; por el apoyo y asesoría a las autoridades de la salud y por garantizar la formación en medicina diagnóstica con calidad, comprometida con los avances científicos y tecnológicos, respaldando con su actividad los programas de prevención y promoción de la salud en nuestro país.

Visión:

La Asociación Colombiana de Patología (ASOCOLPAT) para el 2020, será una entidad académico, científica y gremial sólida y reconocida en el ámbito nacional e internacional, que aglutinará a sus asociados alrededor de claros objetivos formativos solidarios, liderando procesos de investigación en salud fomentando el mejoramiento continuo de la calidad en el manejo de los problemas de salud y por lo tanto de la calidad de vida de los colombianos.

Mensaje del presidente

MENSAJE DEL PRESIDENTE

El año 2016 dejó sensaciones agridulces en nuestro gremio de la patología en Colombia; en primer término, la realización del XLI Congreso Colombiano de Patología siguió demostrando como la Asociación Colombiana de Patología (ASOCOLPAT), podía una vez más convocar a los patólogos, colombianos y de otras latitudes, para asistir a este evento académico que brilló por su buena organización y alto nivel académico, como es costumbre en nuestros eventos nacionales.

En este mismo orden de ideas, ASOCOLPAT tiene un inmenso reto en el 2017 como es la organización, junto con la Sociedad Latinoamericana de Patología (SLAP), del XXXI Congreso Latinoamericano de Patología a realizarse en Cartagena de Indias del 8 al 12 de Agosto del presente año; invito a todos los patólogos miembros y no miembros para asistir a este evento académico sin par con el hermoso escenario de la Ciudad Amurallada. Es importante que todos los asistentes realicemos una inscripción temprana al evento, pues entre más rápido, mayores descuentos para el congreso.

Por otro lado, el año anterior nos deja con la amargura del conocimiento de la condena realizada por la Honorable Corte Suprema de Justicia al Dr Edgar Duque, maestro de muchas generaciones de médicos y especialistas en Patología en la Universidad del Valle; con un punto de vista preocupante y para muchos absurdo, la Corte criminaliza un error diagnóstico afirmando sin miramientos que los médicos podemos retraernos de nuestro deber para tener la intención de hacer daño a nuestros pacientes.

Las manifestaciones de solidaridad expresada por todos los gremios médicos del país son apenas una ligera brisa fresca ante la posible tormenta que puede representar este tipo de acciones y la probable tendencia de los abogados para perseguir cualquier error médico y tratar de sacar el mayor dividendo económico a costa de nuestro ejercicio.

Es por eso que ASOCOLPAT está ultimando detalles con FEPASDE para realizar un convenio que nos permita preparar a sus miembros para estas posibles contingencias; además, planeamos realizar en el primer semestre del 2017 un curso de responsabilidad médica centrada únicamente en patología.

El reto grande para nuestra ASOCOLPAT es convertirla en una entidad no solo académica, sino que nos fortalezca como gremio médico ante los grandes desafíos que representan la justicia mal entendida y los grandes problemas administrativos del sistema de salud.

Un saludo para todos

ALEX PAVA RIPOLL

Presidente

ASOCOLPAT

FUNDADORES

Estos son algunos de nuestros Patólogos

DR. ALFREDO CORREA HENAO.

Nació en Sonsón el 30 de marzo de 1903, destacándose desde muy pequeño por su capacidad para el diseño de objetos y el dibujo en su educación primaria. Realizó sus estudios secundarios en el Liceo Antioqueño de la Universidad de Antioquia de donde egresó en 1923. Ingresó a la Escuela de Minas a estudiar Ingeniería pero rápidamente abandona e ingresa a la Escuela de Medicina de la misma Universidad en 1925, donde por sus cualidades es seleccionado “preparador” de histología en 1927.

En 1929, aún estudiante, es invitado por el profesor Alonso Restrepo Moreno, Director del Laboratorio Municipal, a trabajar con él como Preparador, cargo de desempeñó hasta 1935. En 1930 culminan sus estudios de medicina en la Universidad de Antioquia.

En 1931 ingresa como Médico Jefe de Clínica Sifilográfica y Dermatológica en Escuela de la Universidad de Antioquia, en donde en 1932 es designado también como Preparador de Anatomía Patológica, e ingresa al Instituto de Bellas Artes como Profesor de Anatomía Artística.

En 1933 fue nombrado Profesor de Biología de la Universidad de Antioquia en el curso de Información Pedagógica y como Jefe de trabajo prácticos de la Escuela de Medicina (Histología y Anatomía Patológica), puesto que desempeño también en 1934; a más, en ese año también regentó la cátedra de: Dibujo Médico.

El 26 de abril de 1935 recibió el titulo de Medico Cirujano, con su trabajo de tesis titulado: “HEMOGRAMA” en el que elaboró tablas que caracterizan cuadros patológicos de tipo hematológico en: Agranulocitosis, Anemia y Leucemia, con valores hematológicos encontrado entre habitantes de Sonsón, Puerto Berrio y Medellín.

En el mes de junio de 1941, ingresaba como estudiante al Hospital Johns Hopkins de Baltimore, donde realiza entrenamiento en anatomía patológica. El 5 de febrero de 1944 ingreso como profesor de Patología, en el Hospital San Vicente de Paúl, a solo escasos 20 días de haber ingresado a la Universidad de Antioquia como profesor de tiempo completo de la facultad de medicina, el 24 de febrero de 1944, inicia la conferencia clínico-patológica (C.P.C.), cuya iniciativa fue pionera en Colombia la cual también ayuda a instalar en la Universidad del Valle en 1.954.

El profesor Correa Henao con la incorporación de la C.P.C imprimió un nuevo carácter a la historia de la formación médica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, abriendo las puertas a la era de una medicina más científica, más racional, sin restarle sentido humano y revolucionando la enseñanza de la medicina en el país.

La creación del Instituto de Anatomía Patológica de la universidad de Antioquia representó para el doctor Correa Henao un proyecto de alto interés que propuso a las directivas de la Universidad y del Hospital San Vicente de Paul. Su propuesta fue acogida inaugurándose el Instituto 1951, un edificio destinado al ejercicio de la Patología el cual hoy lleva su nombre.

También fue mérito del doctor Alfredo Correa Henao la creación del Departamento de Fotografía Medica con el doctor Oriol Arango Mejía que con el correr del tiempo se le cambio el nombre y hoy se llama Departamento de Ilustración medica. El 7 de diciembre de 1955 durante el desarrollo del I Seminario de Educación Medica en instalaciones del Departamento de Patología de la Universidad del Valle es acogida su iniciativa de agremiar a los patólogos colombianos y se constituye la Sociedad Colombiana de Patología (SOCOPAT), quejando indeleble su participación con la anotación: “Acta de “puño y letra” de Alfredo Correa Henao” en el acta de constitución. La asamblea en esa fecha, comisiona a los Doctores: Alfredo Correa Henao y Oscar Duque Hernández para elaborar un proyecto de estatutos y convocó la próxima reunión para el mes de julio de 1956 en la ciudad de Cartagena en la cual se designa junta directiva con la presidencia del Dr. Alfredo Correa Henao, Vice-Presidente Dr. Haroldo Calvo Núñez y Secretario-Tesorero al Dr. Oscar Duque Hernández y se aprueban los estatutos de la Sociedad. El Dr. Correa Henao ejerció la presidencia de la Sociedad Colombiana de Patología hasta el año 1960.

El 4 de febrero de 1964, el doctor Guillermo León Valencia, presidente de la Republica, le confiere la Condecoración de la Cruz de Boyacá que le es impuesta el 21 del mismo mes, por el doctor Santiago Rengifo Salcedo, en el Paraninfo del Alma Mater en sesión solemne de la Academia de Medicina de Medellín. Innumerables aportes investigativos en enfermedades infecciosas y parasitarias, hematológicas y en la educación médica colombiana fue legado por el Dr. Correa Henao, luego de su fallecimiento en Medellín el 11 de noviembre de 1967.

Fuentes: Sala Historia de la Medicina Universidad de Antioquia. Giraldo-Giraldo Cesar Augusto. El nacimiento de la Patología y su desarrollo en la región., Revista CES MEDICINA, 2011 25:203-11 Álvarez Tiberio., Recuerdos del Maestro Alfredo Correa Henao: crónica de la medicina antioqueña en la década del cuarenta., IATREIA; 1999 12:157-62. 

DR. JUAN PABLO LLINÁS OLARTE.

1903-1982

Nació el doctor Juan Pablo Llinás en Sabanalarga, Atlántico, el 8 de diciembre de 1903; bachiller del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Doctor en Medicina y Cirugía de la Universidad Nacional, en la cual se graduó en 1928 con una tesis laureada titulada, “Investigaciones sobre electrocardiografía en Bogotá”.
En 1929 fue enviado como becario a especializarse en Anatomía Patológica a Francia iniciando sus estudios de técnica histológica en Burdeos bajo la conducción del Prof. G Dubreuil, complemetando sus estudios en España y Alemania. A su regreso se hizo cargo del laboratorio Santiago Samper y de la cátedra de Patología de la Universidad Nacional que ganó por concurso a partir de 1932, siendo profesor por espacio de más de 25 años. Ocupó la jefatura de Anatomía Patológica del Hospital San José en 1933 y la Decanatura de Facultad de Medicina entre 1936 y 1938.
En 1.934 mediante decreto 1160 de junio 26, es comisionado junto a los Dres. Daniel Brigard, Ruperto Iregui y Alfonso Flores para integrar la comisión del Radium, que se encargó de diligenciar todo lo atinente al montaje y adquisición de equipos e insumos para la creación del Instituto Nacional del Radium, hoy Instituto Nacional de Cancerología, de cuya junta organizadora formó parte siendo el primer jefe de la Sección Anatomo-Patológica y Laboratorios.
La destacada trayectoria académica del Dr. Llinás Olarte le llevó a desempañarse a más de Decano de la Facultad de Medicina de Universidad Nacional, a cargo similar Facultad de Medicina en la Universidad Javeriana durante varios años. En 1941 hizo parte de la Junta Directiva de la Federación Médica Colombiana y en 1943 ingresa como miembro de número de la Academia Nacional de Medicina, en la que desempeñó la secretaría general de la ANM en los periodos sucesivos de 1944 a 1946 y en 1948, luego como como vicepresidente para el bienio de 1965 a 1967 y como Presidente entre 1970 a 1973. Como complementaria a dicha labor se desempeño como Director del Hospital Universitario de San Juan de Dios entre 1950 y 1952, correspondiéndole adelantar la obra de gran parte del edificio que albergó a dicha institución. En 1978 le es conferida la dignidad de Miembro Honorario de la ANM.
En diciembre 7 de 1.955 durante el desarrollo del Seminario Nacional de Educación Médica en la ciudad de Cali hace parte de los miembros fundadores de la Sociedad Colombiana de Patología (SOCOPAT).
Su producción académica fue variada y entre sus numerosos escritos médicos destacan los realizados sobre: “Tumores de Kruckenberg”, “Histología del escleroma”; “Histopatología del cáncer mamario”; “Histofisiología del ovario”.
Durante su desempeño profesional matizó la docencia con la administración pública, siendo alcalde de Bogotá en 2 oportunidades (1.945 y 1.959) y Ministro de Salud en 1.957. En el servicio Diplomático se desempeñó como Embajador en Suiza, Alemania, la ONU y Egipto. A más de ello fue electo Concejal de Bogotá, Diputado de Cundinamarca y Parlamentario en varias legislaturas resaltando sus calidades de culto orador.
De numerosas entidades recibió valiosas distinciones entre las cuales figuran:, la Gran Cruz de Boyacá, la Orden del Mérito Militar “Antonio Nariño”, la Medalla de Oro de Madrid, la Gran Cruz de la Universidad Javeriana, la Medalla por Servicios Distinguidos de la Policía Nacional y La Gran Cruz del Mérito “Ciudad de Bogotá”.
Falleció en Bogotá, el 19 de mayo de 1982.
1.- Humberto Cáceres, Zoilo Cuéllar Montoya. Academia Nacional de Medicina de Colombia Sus Miembros 1873-1997, recopilación histórica, Notas biográficas de los Académicos, Bogotá Colombia, cap. 256. pag 151-152. 2. Efraín Otero Ruíz., Setenta años del cáncer en Colombia: historia del Instituto Nacional de Cancerología 1934-1999. Bogotá agosto 1.999

DR. PELAYO CORREA.

Médico patólogo colombiano, nacido en Sonsón (Antioquia) en 1927, que en la actualidad desempeña los cargos de Profesor de Patología en la Universidad de Luisiana (Estados Unidos), Jefe de la Sección de Epidemiología y Director Asociado del Centro de Cáncer de la misma Universidad. Ya muy joven se trasladó a Medellín, donde se graduó como médico en la Universidad de Antioquia en 1949 y luego se especializó en el Instituto de Anatomía Patológica de la misma Universidad. Becado por la Fundación Kellogg, se especializó en la Universidad de Emory, para incorporarse a su regreso a la Universidad del Valle. Allí fundó con su amigo William Haenszel el Registro de Cáncer de la ciudad, único existente en América Latina, con reconocimiento internacional. Basados en estos estudios, los dos investigadores propusieron, en 1975, un modelo para la Cadena Causal del Cáncer Gástrico, modelo que aún sigue vigente. Desde hace veinte años vive en los Estados Unidos, pero sigue vinculado a su país a través de importantes investigaciones en favor de la Universidad del Valle y del Hospital Departamental de Pasto. Además, fundó en Colombia, junto con otros médicos, la Sociedad Colombiana de Patología. Correa es autor de más de trescientas publicaciones y ha recibido numerosas distinciones en Estados Unidos y otros países, como la condecoración al Mérito de la Fundación de Investigación del Cáncer, Princesa Takematsu; la medalla Centenario del Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas; la medalla de Investigación Schering, entre otras. El presidente George Bush lo nombró miembro del “National Cancer Advisory Board”, cuerpo encargado de programar las investigaciones del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos. Colombia le ha honrado con la distinción Profesor Emérito de la Universidad del Valle, Premio Excelencia de la Medicina en Colombia y Medalla Francisco Antonio Zea, de la Universidad de Antioquia. Es miembro de numerosas organizaciones de Estados Unidos y de América Latina, así como miembro redactor de numerosas publicaciones.

DR. HAROLDO CALVO NUÑEZ.

1927

Médico patólogo colombiano, nacido en Sonsón (Antioquia) en 1927, que en la actualidad desempeña los cargos de Profesor de Patología en la Universidad de Luisiana (Estados Unidos), Jefe de la Sección de Epidemiología y Director Asociado del Centro de Cáncer de la misma Universidad. Ya muy joven se trasladó a Medellín, donde se graduó como médico en la Universidad de Antioquia en 1949 y luego se especializó en el Instituto de Anatomía Patológica de la misma Universidad. Becado por la Fundación Kellogg, se especializó en la Universidad de Emory, para incorporarse a su regreso a la Universidad del Valle. Allí fundó con su amigo William Haenszel el Registro de Cáncer de la ciudad, único existente en América Latina, con reconocimiento internacional.
Basados en estos estudios, los dos investigadores propusieron, en 1975, un modelo para la Cadena Causal del Cáncer Gástrico, modelo que aún sigue vigente. Desde hace veinte años vive en los Estados Unidos, pero sigue vinculado a su país a través de importantes investigaciones en favor de la Universidad del Valle y del Hospital Departamental de Pasto. Además, fundó en Colombia, junto con otros médicos, la Sociedad Colombiana de Patología. Correa es autor de más de trescientas publicaciones y ha recibido numerosas distinciones en Estados Unidos y otros países, como la condecoración al Mérito de la Fundación de Investigación del Cáncer, Princesa Takematsu; la medalla Centenario del Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas; la medalla de Investigación Schering, entre otras. El presidente George Bush lo nombró miembro del “National Cancer Advisory Board”, cuerpo encargado de programar las investigaciones del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos. Colombia le ha honrado con la distinción Profesor Emérito de la Universidad del Valle, Premio Excelencia de la Medicina en Colombia y Medalla Francisco Antonio Zea, de la Universidad de Antioquia. Es miembro de numerosas organizaciones de Estados Unidos y de América Latina, así como miembro redactor de numerosas publicaciones.

DR. EGON LICTHENBERGER.

1919-1991

Nacido en Karlsruhe, Alemania, el 7 de julio de 1921, en el hogar conformado Don Siegfried Lichtenberger Kahn y Doña Elfriede Salomón Tobias. Realizó su formación profesional en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional, donde se graduó en 1947. Se especializó en patología en Durham University, Newcastle Upon Tyne, Inglaterra, entre 1949 y 1950; recibió el Diploma del American Board of Pathology en 1952; obtuvo el Kellogg Fellow del Mount Sinai Hospital en Columbia University, Nueva York, entre 1959 y 1960 y el Kellog Fellow in Forensic Medicine, en 1983. A su regreso al país, luego de su especialización, se integra como patólogo y docente del Departamento de Patología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional en el Hospital San Juan de Dios, siendo su jefe por cerca de 2 décadas entre 1953 y 1970. Se desempeñó como Director del Hospital San juan de Dios entre 1971 a 1975. Fue Profesor Asociado de patología en la facultad de medicina de la universidad nacional entre 1961 y 1969, y ascendió a profesor titular en 1969 siendo exaltado a Emérito en 1985. Entre 1955 y 1975 fue Jefe de la Sección de Patología del Instituto Nacional de Cancerología, y ocupó la Dirección General del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, entre 1980 y 1994. Cofundador de las Sociedades Colombiana (1955), Latinoamericana (1959) y Bogotana (1963) de Patología y de la Sociedad Colombiana de Cancerología (1964). Miembro de la Pathological Society of Great Britain and Ireland, desde 1950 y del American College of Physcitians, desde 1964; de la International Academy of Pathology, Capítulo Colombiano, desde 1968; de la Sociedad Colombiana de Medicina Legal y Ciencias Forenses, desde 1980 y, en el mismo año, de la Asociación Latinoamericana de Medicina Legal y Deontología Médica.
EHizo parte del Comité de Patología en el Consejo General de Especialidades Médicas de ASCOFAME, entre 1965 y 1969, y del Consejo Directivo de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional, de 1964 a 1966. Presidió la Sociedad Colombiana de Patología entre 1963 y 1965. Ha participado en numerosos eventos científicos, en los cuales ha presentado valiosas ponencias, tanto en Colombia como en el exterior. Autor de numerosos trabajos científicos, de los cuales hacemos mención de, “Disgerminoma del Ovario” (1949); “Criptococosis” (1956); “Tumores oseos” (1966); “Escleroma” (1971); “La violencia vista desde el Instituto de Medicina Legal” (1992), y “Medicina forense en América Latina” (1993). Ingresó a la Academia Nacional de Medicina como Miembro Honorario, el 17 de mayo de 1997. Fue condecorado con la Medalla al Mérito por la Sociedad Colombiana de Medicina Legal y recibió la Condecoración de ASCOFAME en la categoría de Gran Cruz” Fuente:
1. Humberto Cáceres, Zoilo Cuéllar Montoya. Academia Nacional de Medicina de Colombia Sus Miembros 1873-1997; Recopilación Histórica, Notas Biográficas de los Académicos. Bogotá. pag 151-2.

DR. HERNANDO LA TORRE.

1909

Nacido en Subachoque el 20 de Febrero de 1909, hijo del señor Manuel José Latorre y la señora Hesilia Latorre. Realiza sus estudios en Medicina y Cirugía en la Universidad Nacional de Colombia, graduándose con tesis ¨meritoria¨ en el año de 1938. En 1938 es vinculado como médico auxiliar de Anatomía Patológica al Instituto Nacional del Radium del Hospital San Juan de Dios e inicia sus estudios especializados en Anatomía Patológica en la Universidad Nacional de Colombia, graduándose en el año de 1941. El 24 de junio de 1944, contrae matrimonio con la señora Olga Murillo Escobar, en la ciudad de Bogotá, de cuya unión tuvo cuatro hijos. En el mes de septiembre de 1944 se vincula al Hospital Militar, ubicado en San Cristóbal, con la fundación del Laboratorio de Patología, desde donde extendió su capacidad de servicio a otras regiones del país. En junio de 1952, es vinculado a la Sección Laboratorios como especialista anatomo-patólogo del Hospital Militar Central, en la cual se desempeñó de manera destacada como su director hasta 1983. En1956 es comisionado para realizar estudios en THE ARMED FORCES INSTITUTE OF PATHOLOGY (AFIP) en Washington por término de 1 año en el cual realiza entrenamiento en Patología Quirúrgica entre 1957 y 1958.
El ejercicio profesional del Dr. La Torre fue combinado desde muy tempranamente con su vocación docente ejerciendo tal calidad en las facultades de Medicina y Odontología de la Universidad Nacional de Colombia, y en las facultades de Medicina de las Universidades Javeriana y del Rosario y de la escuela de Enfermería Militar Policarpa Salavarrieta. En complemento a su labor académica se desempeñó como miembro y presidente del Comité de Investigaciones y Publicaciones del Hospital Militar Central. Destacó el Dr. Latorre por su compromiso en la prestación de su servicio profesional vinculado al Ejercito Nacional al cual ingresa como oficial de servicios alcanzando el grado de Coronel Médico en el año 1964, solicitando su retiro voluntario en 1974. Por esta destacada labor el año de 1956 se le otorga la condecoración de la Orden del Mérito Sanitario ¨JOSE FERNANDEZ MADRID`, en la categoría de OFICIAL.

EMILIO BOJANINI NIZE.

1924

Nació el 19 de marzo de 1924 en Barranquilla. Realizó estudios primarios y de básica secundaria en el Colegio Superior de Sabanalarga Atlántico. Culminó sus estudios secundarios en el Liceo de la Universidad de Antioquia donde en 1941 empezó a estudiar medicina y graduó en 1948 con una tesis que recibió mención honorifica. Entre el tercer y quinto año de estudios de medicina ocupó el cargo de preparador en el Laboratorio de Anatomía Patológica. En el último año hizo el internado de Patología en esa misma universidad. En 1948 la ANDI le otorgó una beca para hacer una especialización de dos años en Patología en la Universidad de Michigan, Ann Arbor. Allí, en reconocimiento a sus capacidades como patólogo y docente fue nombrado Profesor Asistente, cargo que ocupó durante un año. Regresó a Medellín a principios de la década de los cincuenta y ejerció como profesor de la cátedra de Patología en la Universidad de Antioquia. Durante su época como docente de su Alma Máter fue elegido como Jefe del Departamento de Patología; siendo además uno de los fundadores de la Asociación de Profesores y de la Sociedad Colombiana de Patología. En esta misma época presentó con éxito las pruebas exigidas para ejercer como patólogo en los Estados Unidos e hizo una pasantía en el Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas en Washington D.C. Durante los veinticinco años de labor como docente en la Universidad de Antioquia se destacó por una entrega absoluta a su profesión; fue un profesor apreciado y respetado por el alto nivel de exigencia que siempre lo caracterizó. Al retirarse, recibió el título de Profesor Emérito de la Universidad de Antioquia. Como buen enamorado de la docencia, aceptó la cátedra de Patología en la Facultad de Medicina de la Universidad Pontificia Bolivariana. Después de algunos años de trabajar allí abandonó del todo el campo de la educación. Siempre un visionario, el Dr. Bojanini trabajó en la Corporación de Investigaciones Biológicas (CIB). Con su entusiasmo y tesón ayudó a que la Corporación se consolidara como líder en la edición y distribución de textos de medicina tanto en Colombia como en el exterior. Después de más de veinte años se retiró como miembro activo de la Corporación , sin embargo continuó brindándole apoyo unos años más como miembro de la junta directiva. A la par de una vida dedicada a la docencia y a la investigación, el Dr. Emilio Bojanini también ejerció la práctica privada. Él y los doctores Óscar Duque, Carlos Restrepo y Mario Robledo fundaron el primer laboratorio particular de Patología que hubo en Antioquia. Este laboratorio le permitió a él y a sus colegas practicar con dedicación, generosidad y mucho éxito la Patología que tanto amaron; este lugar se constituyó en un referente local gracias al profesionalismo y excelencia de sus integrantes. El Dr. Emilio Bojanini, a sus noventa años, y luego de una vida consagrada a la docencia, investigación y servicio a la comunidad, disfruta de un merecido retiro rodeado de sus seres queridos.